Uno de los principales elementos con los que el usuario interactúa al llegar a un sitio web es el contenido visual del mismo. De hecho, muchas veces desde aquí, el usuario decide si quedarse o no a consumir el contenido que ofreces.

En tal sentido, contar con imágenes optimizadas se consolida como una de las mejores prácticas, pues además de incidir positivamente en la experiencia de usuario, mejoran el rendimiento y posicionamiento general de tu página web.

Sin duda, las imágenes son una poderosa carta para lograr la gratificación instantánea en el usuario. Pero en sí, ¿sabes cómo optimizar las imágenes para web sin perder calidad? ¿Cuáles son esos puntos claves a tener en cuenta para mejorar tus imágenes?

Las imágenes optimizadas implican mejores resultados

Investigaciones demuestran que si un sitio web cuenta con una velocidad de carga muy lenta, incrementan las probabilidades de que los visitantes la abandonen.

Esto es debido a que son las imágenes grandes y poco optimizadas, así como que no cuentan con una escala adecuada, las que no usan atributos alt o las que pesan demasiado.

Aprender a optimizar las imágenes de tu web no solo significa un mejor tiempo de carga, sino una oportunidad para mejorar tu posicionamiento SEO y decirle a Google que estás trabajando para brindar una óptima experiencia al usuario.

Cómo optimizar las imágenes para web: aspectos más relevantes

Existen algunas cosas que puedes hacer para conseguir que tus imágenes logren abarcar menos espacio de almacenamiento en tu servidor, conservando, por supuesto, una óptima calidad.

En tanto, para lograr las mejores imágenes optimizadas para tu site, debes:

Ajustar las dimensiones para conseguir tamaños apropiados

Generalmente, los archivos de imágenes cuentan con una resolución muy alta y dimensiones bastante grandes que, si bien son ideales para la edición o impresión, no son adecuadas para las páginas web.

Reducir las dimensiones de tu contenido visual a un tamaño más razonable puede disminuir de manera significativa el peso de la imagen.

Ahora, para garantizar que has podido optimizar las imágenes correctamente, asegúrate de que todas pesan menos de 100kb. Esto lo puedes hacer fácilmente con un software de edición en tu ordenador.

Recuerda que una imagen de menor peso y tamaño se traduce a menos tiempo de carga y, con ello, tus visitantes no tendrán que esperar largos periodos de tiempo para ver tus imágenes.

Cambiar el formato de las imágenes a uno más adecuado

Si tienes un sitio web, a la hora de guardar tus imágenes los únicos formatos por los que debes optar son:

  • JPEG. Es la opción perfecta para imágenes o fotos con muchos colores, ya que proporciona un formato de archivo comprimido que reduce, ligeramente, la calidad para conseguir optimizar las imágenes con tamaños más pequeños.

  • PNG. A diferencia del JPEG, este formato de imagen no está comprimido y, por ello, se obtiene una imagen de mayor calidad, aunque un poco más pesada. Es ideal para fotos simples.

  • GIF. Se emplea para imágenes animadas, mostrando únicamente 256 colores junto con una compresión sin pérdida de calidad.

Siempre recomendamos optar por opciones que te permitan optimizar las imágenes sin perder la calidad.

Colocar los atributos alt de las imágenes

¿Has escuchado antes de los atributos alt? Seguramente sí, esos que tienen la función de decirle a los navegadores de qué va tu imagen cuando no se puede puede mostrar correctamente.

Optimizar tus imágenes para posicionarte en Google Images es completamente posible respetando estos apartados, donde puedes, incluso, introducir palabras clave secundarias para cubrir más intenciones de búsqueda.

Trabajar en la compresión con ayuda de una herramienta

El tema de la compresión juega un papel muy importante en lo que respecta a la práctica de optimizar las imágenes para tu sitio web.

Por supuesto, hay diferentes tipos y niveles de compresión. Todo puede variar según la herramienta que utilices para comprimir tu contenido visual.

En sí, la mayoría de los programas de edición de fotos cuentan con funcionalidades integradas que sirven para este propósito, como:

  • Adobe Photoshop.

  • On1 Photo.

  • Affinity Photo.

  • GIMP.

También existen herramientas de la web que pueden cumplir con esta función, como JEPG Mini, TinyPNG o EWWW Optimizer (un plugin para optimizar imágenes en WordPress).

Nombra a tus imágenes correctamente

Rellenar el apartado descriptivo correctamente es muy importante cuando se trata de optimizar las imágenes para web. Cuanto más simple y específica sea la descripción que coloques, mejores resultados obtendrás.

Debes evitar:

  • El uso de artículos.

  • Incluir números.

  • Utilizar preposiciones.

  • Añadir símbolos al nombre.

  • Emplear caracteres especiales.

En la medida de lo posible, es importante incluir palabras clave que puedan ayudarte con el posicionamiento.

Por ejemplo, imagina que quieres subir una imagen de un vehículo cuyo archivo tiene el nombre “D_2345555c10”. Por supuesto, esta descripción no aporta nada para los motores de búsqueda. Cambiar este nombre por algo como “vehículo-rojo” es mucho más funcional.

¿Quieres optimizar las imágenes para web que utilizas? ¡Comienza a revisar los nombres de tus archivos y a modificarlos, de ser necesario!

Utilizar imágenes con geolocalización

Este tipo de imágenes cuenta con la característica de tener una dirección específica con la que pueden ser localizadas desde cualquier parte del mundo.

Gracias a esta dirección, Google es capaz de rastrear la imagen y su ubicación, para así ayudar al SEO local de la empresa. Sin duda, es un tipo de tecnología moderna y excepcional que te permite optimizar las imágenes para web que desees.

Siguiendo una adecuada metodología y buenas prácticas a la hora de optimizar las imágenes que utilices, serás capaz de lograr el posicionamiento que tanto esperas para tu sitio web.

¿Y tú? ¿Con esta información ya tienes una mejor idea de cómo optimizar las imágenes para web? ¿Ya puedes notar cómo la optimización del contenido visual tiene una gran repercusión en tu posicionamiento SEO y en el crecimiento de tu negocio?

Si necesitas asistencia en el terreno del posicionamiento SEO, contáctanos. En AVANLOK tenemos más de 20 años de experiencia ayudando a nuestros clientes en sus proyectos.